Artículo:

Sectores afectados por la eliminación de la Compensación Universal.

07 febrero 2019

La compensación universal de saldos a favor de impuestos, contra los que resultaban a cargo de un 
mismo contribuyente, representaba una opción de recuperación inmediata de dichos saldos. Esto resultaba 
así al no destinar sus recursos monetarios (efectivo) al pago de impuesto sobre la renta (ISR), las retenciones 
de ISR por salarios y a terceros, pagos provisionales o pagos mensuales del impuesto al valor agregado (IVA), 
entre otros. 

En ese sentido, al promulgar el 28 de diciembre de 2018, la “LEY DE INGRESOS DE LA FEDERACIÓN PARA EL EJERCICIO DE 2019” (LIF) y la incorporación del artículo 25 Fracción VI en la misma, se deja sin efectos lo dispuesto en los artículos 23, primer párrafo, del Código Fiscal de la Federación y 6o., primer y segundo párrafos, de la Ley del Impuesto al Valor Agregado. Es decir se elimina la compensación universal, que con ciertos requisitos,  permitía a los contribuyentes compensar las cantidades que tenían a su favor contra las que estuvieran obligados a pagar por adeudo propio o por retención a terceros.